miércoles, 8 de febrero de 2012

¿Que Tengo que Aprender?

A lo largo de los dos primeros blogs hemos desarrollado los contenidos, sobre la idea de que la vida es un proceso constante que nos presenta situaciones y experiencias, que siempre serán perfectas para nuestro propósito de aprender a ser felices, pero ¿Como identificar que es aquello que la vida me quiere ensenar? ¿Como lograr Saber realmente que es aquello que me falta aprender?

Para este propósito, un primer paso consiste en hacernos una pregunta, cuya respuesta sin duda nos ayudara a enfocar nuestra comprensión respecto a porque vivimos o nos enfrentamos a determinadas experiencias, esta pregunta puede ser:

¿Que es aquello que me cuesta aceptar de esto que estoy viviendo?, o  ¿Que es lo que realmente me genera “sufrimiento” o insatisfacción de esta o aquella  situación?

Estas preguntas tienen una característica muy particular y al mismo tiempo poderosa y es que enfocan nuestra atención en nosotros mismos, preguntas como:

¿Porque no puedo aceptar que no tengo el carro que quiero?, ¿porque me da tanta rabia que mi ex novia u ex novio disfrute compartir con otra persona diferente a mi?, ¿porque necesito que las cosas sean como yo quiero que sean?.

Esto nos permite ante todo darnos cuenta, hacernos conscientes, que los pensamientos, las sensaciones, los sentimientos y las reacciones que experimentamos frente a algo o alguien, son procesos netamente internos y propios, procesos que dependen de mi y de nadie mas. Pareciera ser obvio y no tener la mas mínima importancia, pero de hecho, desde mi punto de vista puede ser todo lo que necesitamos para empezar a hacernos correspondientes con experiencias mas satisfactorias en nuestras vidas y transformar nuestra realidad, ¿Porque?, Sencillamente, porque es solo en este momento, cuando nos damos cuenta  que así como estos procesos dependen de mi, de igual manera es a mi a quien me corresponde trabajarlos, trascenderlos y modificarlos si es necesario, es decir, me hago consciente de que poseo todo el poder para lograr que mi vida sea mejor y que esa capacidad esta disponible en mi para el momento en que decida utilizarla.

Por supuesto que modificar nuestra vida no se logra de la noche a la mañana con tan solo saber que puedo hacerlo, al contrario, esto requiere trabajo, practica y constancia, pero el solo hecho de identificar que es aquello que “me hace sufrir” y saber que me corresponde a mi trabajarlo, me abre un universo de posibilidades para empezar a generar cambios.

Parte del reto de vivir entonces, es  dejar de asumir el rol de victimas frente a lo que nos sucede, dejar de quejarnos y de atribuir a la falta de suerte las diferentes experiencias que nos presenta la vida y empezar a asumir, que somos los únicos responsables de nuestra felicidad y que es a cada uno de nosotros a quienes nos corresponde trabajar para conseguirla, que absolutamente nadie puede hacer este trabajo por nosotros y que afortunadamente es así y no de otra manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario