lunes, 23 de julio de 2012

¿SON LOS REALITIES UN REFLEJO DE NUESTRA SOCIEDAD Y DE NOSOTROS MISMOS?

Hoy he querido reflexionar sobre un fenómeno masivo que ha tenido lugar en el último par de semanas, que se ha convertido incluso en tema de conversación obligado en nuestro trabajo y círculos sociales y es el de los realities en la televisión.

Más allá de que compartamos o no los formatos y manejos que se les puede llegar a dar con el fin de generar audiencia, más allá de que puedan decir que estos programas son libreteados o arreglados, si resulta particularmente interesante el hecho de que este tipo de propuestas logren movilizar en nosotros de manera tan profunda y marcada nuestros sentimientos y emociones.

Debo aceptar que yo hago parte de esa gran mayoría que esta conectada con los programas  Protagonistas de nuestra tele y El desafío y pienso que su éxito y gran acogida se debe a que son en mayor o menor medida una fiel representación de como pensamos, actuamos y sentimos los seres humanos.

¿Cuantos de nosotros no nos hemos sentido agredidos o maltratados en algún momento de nuestras vidas?, ¿Cuantos de nosotros incluso no hemos llegado a insultar a alguien por hacer un comentario mal intencionado de nosotros?, ¿en algún momento hemos llegado a ser intolerantes o lo han sido con nosotros cuando tenemos puntos de vista diferentes frente a algo o alguien?

Nosotros somos seres humanos y por ello resulta imposible no llegar a identificarnos o tomar partido frente a  las actitudes, comportamientos y algunas de las situaciones que se puedan llegar a presentar entre los participantes de este tipo de programas, especialmente porque es muy probable, que en nuestras vidas hayamos experimentado situaciones similares, lo que nos puede llevar justificar o rechazar lo que allí vemos.

Por otro lado en los capítulos de ayer de ambos realities (Capitulos de Julio 22), hubo algo que al menos yo nunca había visto en programa alguno que maneje este tipo de formatos y es que en cierta medida,  nos llevaron a reflexionar sobre lo que somos nosotros no solo como individuos sino como sociedad, como colectivo, particularmente frente a dos temas específicos:

El primero de ellos tiene que ver con el manejo de la tolerancia, el como muchos de nosotros nos cargamos de tanto resentimiento y malestar hasta llegar al punto de creer que solo a través de la violencia y el maltrato podemos hacer valer nuestros puntos de vista. Fue interesante ver reflejado el como tenemos tan arraigada en nosotros esa creencia de que solo respondiendo con violencia podemos ser escuchados y respetados, ¿cuantos problemas y tragedias no vivimos a diario por no ser un poco mas racionales y menos viscerales?, basta simplemente con sintonizar el noticiero a diario para darnos cuenta.

De otro lado, tuvimos la oportunidad de ver representado otro gran fenómeno que como sociedad nos tiene marcados y que sin duda ha sido uno de los paradigmas que mas daño nos has hecho a todo nivel y  al mismo tiempo uno de los mas difíciles de erradicar y es el ideal de que en nuestro país solo triunfa el mas vivo y no el que hace las cosas mejor.

En los cines, bancos y eventos masivos vemos personas que no respetan las filas, en la política y los negocios es mas importante saber a quien conoces que ser un buen servidor o un excelente profesional, resaltamos la inteligencia del “Vivo” y ridiculizamos la transparencia y rectitud del honesto, tildándolo de “Bobo”. ¿Hasta cuando vamos a seguir cultivando esta cultura de lo fácil y del fin justifica los medios?, ¿No tenemos acaso suficiente con las consecuencias actuales que estamos viviendo, de haber pensado y actuado así en el pasado?

Por esto,  me gustaría seguir viendo que programas que manejen tal nivel de impacto y sintonía, en mayor proporción y de forma progresiva utilicen sus plataformas para generar consciencia y aportar su grano de arena a que nosotros como sociedad seamos cada vez mejor.

Por ultimo, la invitación es que independientemente  de que compartamos o no estas propuestas, vayamos un poco mas allá del simple entretenimiento y aprendamos a identificar que tanto de estos programas muestran aspectos de nosotros como personas y como sociedad y además de reírnos o pasar un buen rato hagamos introspección sobre como vivimos, sentimos, pensamos y actuamos.



¿Que Opinan?

1 comentario:

  1. No me soporto ese tipo de programas y gracias a este artículo entiendo que es lo que me incomoda, y es precisamente el hecho de que ellos reflejan esa triste realidad de nuestro comportamiento en sociedad.
    Intolerancia, agresividad, drama....

    ResponderEliminar