miércoles, 26 de septiembre de 2012

¿AMAR LO QUE SE HACE? O ¿BUSCAR HACER LO QUE SE AMA?

Sin duda uno de los mayores interrogantes que me he planteado a lo largo de mi vida y que aun hoy en día me pone a pensar, tiene que ver con el hecho de si en la vida nosotros debemos buscar hacer aquello que amamos o nos apasiona o si por el contrario se trata de amar lo que se hace. Por ello he querido hoy plantear este como tema de discusión, con el fin de que cada uno de nosotros encuentre su propia posición al respecto.

Uno de las cosas que mas disfruto hacer, es observar entrevistas a personas que han tenido “Éxito” o que de alguna manera  son  reconocidas como puntos de referencia en sus diferentes campos de acción, bien sea artistas, empresarios o deportistas, pues me apasiona  conocer respecto a como han sido los diferentes procesos de aprendizaje y  experiencias de vida que hay detrás de cada historia de “Éxito”.

De las múltiples historias que he tenido la oportunidad de conocer, hay un ingrediente que llama particularmente la atención y que resulta ser recurrente en la mayoría de ellas y es el hecho de amar aquello que se hace. Todas aquellas personas reconocidas por sus buenos resultados en aquello que hacen, muestran un profundo amor por su Función o trabajo.

Esta pareciera ser la formula mágica e infalible para lograr el “Éxito”  y si lo pensamos bien, tiene mucho sentido ¿Quién de nosotros no ha experimentado lo rápido que se pasa el tiempo, cuando hacemos lo que realmente nos gusta hacer?, las dificultades parecieran ser siempre menores, todo se convierte en un reto y no en un problema, el cansancio pasa a un segundo plano y el día pareciera no ser suficiente para desempeñar esa actividad que nos apasiona. Ahora, ¡imaginemos que además nos pagaran por ello!

Creo sin duda, que este hace parte de los sueños de cualquier persona. Sin embargo en la gran mayoría de los casos no resulta de esta manera.

¿Si realmente la clave esta en hacer solo lo que se ama, que sucede entonces con la gran cantidad de músicos, artistas, deportistas y personas con habilidades, talento y diferentes vocaciones, personas a las cuales la vida las ha llevado a ganarse el sustento a través de funciones totalmente diferentes a lo que realmente les apasiona?, ¿Por qué todo el mundo no tiene la posibilidad de vivir de aquello para lo que es bueno, o de aquello que realmente disfruta hacer?

Por el contrario, con mucha frecuencia nos encontramos con personas que les va muy bien en lo que hacen, tienen la posibilidad de vivir acomodadamente, pero al mismo tiempo desearían estar haciendo algo totalmente diferente, pues sus pasiones, deseos y aquello con lo que vibran están en otro lugar, en otro tipo de actividades.

Es un sentimiento que no pasa por el ser “Desagradecido” con lo que la vida nos da o por la NO valoración de lo que tenemos,  al contrario, es un sentimiento tan grande que a pesar de todo lo bueno que podamos llegar a tener, sentimos que deberíamos estar haciendo algo diferente.

 “Lo que me apasiona hacer, no me permite generar los suficientes recursos para vivir y lo que me da recursos para vivir, no me gusta”

Esta resulta ser una dualidad interesante, pues en últimas tenemos que vivir de algo y de otro lado, pasamos más de la mitad de nuestras vidas trabajando, así que lo ideal es que por lo menos aquello que hacemos, no nos genere malestar ¿Qué debemos hacer entonces?

Hay una frase, que en lo personal me ha ayudado mucho a reflexionar al respecto y es la siguiente:

“La vida no siempre te da lo que quieres, pero siempre te dará lo que necesitas”


Muchas veces la vida nos pone en situaciones que aunque no comprendamos, están marcadas de experiencias que con el tiempo resultan ser fundamentales en el proceso de llegar a ser quienes somos y la función o nuestro trabajo, es uno de esos mecanismos que ella emplea para formarnos en este proceso de vivir. A veces me gusta pensar que las casualidades no existen y que siempre hay un propósito para todo.

Creo entonces que el reto verdadero  del día a día, es el aprender a disfrutar aquello que la vida nos pone a hacer, mientras al mismo tiempo buscamos hacer aquello que amamos y disfrutamos, quizás lo logremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario