viernes, 7 de diciembre de 2012

EL DINERO Y EL SER

Es sorprendente como para una gran cantidad de personas el tener Dinero y el “Ser buena persona” son dos cosas totalmente opuestas e incompatibles y al mismo tiempo resulta inquietante la frecuencia con la que escuchamos frases como “El dinero daña a la gente”, “El dinero es sucio” o “¿Para que tener tanto dinero?”.

Desafortunadamente muchos hemos crecido escuchando repetidamente este tipo de afirmaciones y sin quererlo hemos terminado por adoptar una actitud generalizada  frente a la vida de no merecer, de pensar que las “buenas personas” son aquellas que sufren y que no esta bien tener mas allá de lo que necesitamos para vivir, negándonos la oportunidad de vivir en abundancia.

Otras personas dirían pero es que “El dinero no lo es todo”, “El dinero no te compra felicidad”, pues bien, estoy totalmente de acuerdo, sin embargo no podemos ser “Románticos” y desconocer el hecho, que las economías de intercambio y basadas en el trueque son cosa del pasado y de que la realidad, es que vivimos en un mundo material, donde hasta las mínimas cosas que cualquier persona debe tener como son  la comida y el techo, requieren dinero.

De otro lado ¿Que tendría de malo contar con el dinero suficiente para compartir unas vacaciones con la familia, poder tomar un crucero por el mediterráneo o simplemente viajar por el mundo?,  ¿ porque pensar que tener el dinero para darle la mejor educación posible a nuestros hijos y la mejor vida a nuestros seres queridos no esta bien?, a mi parecer lo que realmente no esta bien es que lleguemos a creer que no tenemos derecho a merecer una vida de abundancia económica y material o que esta está destinada solamente a unos pocos.

Sabiendo el papel tan importante que juega el dinero en nuestro diario vivir, es de vital importancia que nos hagamos conscientes de las creencias y pensamientos limitantes que podemos llegar a tener frente al mismo, en ultimas ¿quien quisiera tener mucho o exceso de aquello que te hace indigno, sucio o mala persona?  Para este propósito recomiendo plenamente un libro llamado “Secretos de una mente millonaria” de T. Harv Eker quien de forma muy dinámica y amena, nos ayuda a identificar los diferentes patrones de comportamiento  que podemos llegar a tener respecto al dinero y la forma como nos relacionamos con el.

En particular considero que el dinero no es bueno ni malo, es simplemente un medio, una herramienta, cuyos resultados dependen del uso que se le de y comparto plenamente algo que alguna vez le escuche decir a una de las personas más ricas del mundo, quien afirmaba:

 “El dinero no cambia a las personas, simplemente lo que hace es potenciar, resaltar aun mas el verdadero SER de quienes lo poseen”.

En mi caso he tenido la fortuna de compartir con personas de todo nivel económico y puedo asegurar que el ser una buena persona, no tiene absolutamente nada que ver con tener o no dinero.

La invitación el día de hoy es a empezar a pensar y a relacionarnos de una manera diferente con el dinero, como primer paso para aprender a generarlo, mantenerlo y disfrutarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario