miércoles, 25 de enero de 2012

Kairos "El Tiempo Perfecto"

Muchas personas me han preguntado porque hemos decido llamar a este espacio  “KAIROZ” y si tiene algún significado especifico.

A decir verdad “KAIROZ” no solo es el nombre de esta iniciativa sino que define por completo la razón de ser y el propósito de la misma. Para empezar debemos remitirnos al pasado, donde los griegos manejaban dos concepciones totalmente  diferentes de tiempo, una a la que denominaron CRONOS, que es aquella que comúnmente manejamos nosotros y que se refiere al tiempo cronológico, al tiempo secuencial y el cual cuantificamos en minutos, horas, días, etc., y una segunda a la que llamaron KAIROS la cual definieron como “El Momento Justo”, la experiencia del momento oportuno, es decir una percepción del tiempo mas cualitativa que cuantitativa.

Al leer sobre esta forma de concebir el tiempo,  recordé particularmente una experiencia con mi padre a quien amo y admiro profundamente, cuando en un cumple años mio, él al percibir en mí el afán propio de una persona joven por querer lograr "éxito" y alcanzar logros de forma rápida, muy sabiamente me regalo una nota que decía:

“Las carreras largas, no las ganan quienes corren mas rápido, sino aquellos que las saben correr”

Esta frase que en aquel momento no entendí muy bien,  hoy en día no solo tiene todo el sentido del mundo para mi, sino que trato de mantenerla presente cada vez que la vida me pone en situaciones para desarrollar la paciencia, la cual sin duda debo reconocer no es precisamente una de mis mayores virtudes. Si analizamos una maratón, podemos fácilmente notar que los corredores una vez inicia la carrera, no salen desbocados al mayor ritmo posible que su cuerpo les permita para llegar de primeros a la meta, al contrario, un buen corredor además de su buen estado físico, ha desarrollado el arte, la técnica para saber en que momentos específicos del recorrido deben regular su ritmo y en que momentos acelerar para ganar la carrera, no solo se trata de correr mas rápido, se trata mas de saber como correr en cada instante.

La vida misma es en si una gran carrera, y al igual que en una maratón hay momentos donde es necesario acelerar y otros donde simplemente lo mejor es esperar, la vida siempre traerá situaciones y procesos, muchos de ellos serán demasiado cortos, otros sentiremos que duran una eternidad y desearemos que acaben pronto, lo cierto es que cada experiencia siempre tendrá un propósito especifico y siempre durara el “tiempo perfecto”, el tiempo que deba durar.

Miremos algo tan simple como el embarazo de una mujer: Este proceso dura en promedio 9 meses,  donde si por alguna razón él bebe nace antes de lo programado, en la gran mayoría de los casos por no decir que siempre, va a requerir de cuidados y tratamientos especiales. Así  mismo, si la madre no ha dado a luz a su hijo después de haber pasado un numero especifico de semanas, se hace necesario inducir el parto porque de lo contrario comprometería su salud y la del bebe, esto porque cada semana del proceso de gestación juega un papel especifico y necesario en la formación de cada órgano, tejido y función que garantizan la salud del bebe.

De manera que la vida podria considerarse como un “KAIROZ” constante, donde cada instante que la compone, cada experiencia que nos ofrece siempre sera perfecta, perfecta para disfrutar, perfecta para crecer y sobre todo, perfecta para aprender.

El reto es sin duda interpretar la vida de forma diferente, “interpretarla mejor” y desde ahí empezar a disfrutarla cada vez un poco mas.

miércoles, 11 de enero de 2012

¿Que es la Felicidad?



                                                                     



¿QUÉ ES ENTONCES LA FELICIDAD?

Pregunta aparentemente simple pero cuya respuesta es tan variable y subjetiva como personalidades y formas de pensar se puedan encontrar. Es tan subjetiva y profunda la respuesta a esta pregunta que si pedimos  a un grupo de personas que contesten a dicho cuestionamiento sería menos que probable encontrar un consenso en la mayoría de sus respuestas.

En el desarrollo de este interesante ejercicio me he encontrado con respuestas  tan distintas y variadas que van desde:” A mí me haría feliz tener un trabajo que me apasione!” ,”yo me sentiría pleno si tuviera mucho dinero para hacer todo lo que siempre he querido”, pasando por “yo daría lo que fuera por tener una pareja a mi lado”;  dando con respuestas tan simples y que a la vez te hacen reflexionar como “yo sería feliz con tan solo poder caminar!!”

Si miramos bien todas estas respuestas, es fácil encontrar un común denominador en todas ellas. ¿Pueden percibir cual es?

Desde mi punto de vista este común denominador es que nuestra INFELICIDAD no es otra cosa que el sufrimiento (entendiéndose este como ausencia de paz interior o de tranquilidad) que experimentamos como consecuencia de NO TENER aquello que queremos, llámese dinero, salud, amor, etc.  ¿Tiene sentido?, si hacemos una lista de todo aquello que buscamos, que anhelamos y que creemos va a aportar en nuestra felicidad, seguramente encontraremos que  la mayor parte de la lista está conformada por cosas que no tenemos, es decir que en la mayoría de los casos absolutamente todos nos movemos en la dinámica de  no solo NO DISFRUTAR lo que tenemos sino también de SUFRIR por lo que nos hace falta, ¿a alguno le ha pasado?

¿Qué es la FELICIDAD?, mi conclusión y la definición que he logrado sacar, que puede ser totalmente diferente a la que ustedes puedan tener, es que la FELICIDAD no es otra cosa que llegar a un estado donde se fluya con la vida, donde se logre disfrutar cada cosa de la que disponemos y cada experiencia que tengamos, NO ES ausencia de dificultad, al contrario es aprender a disfrutar incluso en las dificultades.

Imagino lo que todos se están diciendo y CREANME!, estoy totalmente de acuerdo con ustedes: ¡COMO SI FUERA TAN FACIL!, es cierto, NO LO ES! La buena noticia y el argumento con el podemos trabajar a diario para llegar a este estado ideal de FELICIDAD, es que como todo en la vida, con suficiente entrenamiento y práctica se puede lograr. Así como vamos a un gimnasio todos los días para obtener un mejor estado físico, así como practicamos a diario un deporte para mejorar nuestro desempeño en él, así como después de mucho tiempo de desarrollar una labor nos volvemos expertos en la misma, la vida nos da la oportunidad A DIARIO, a cada momento, de que nos entrenemos en APRENDER A SER FELICES! Y aunque no siempre resulte placentero e incluso “duela”, vale la pena.
 
Cuantos no hemos sentido la satisfacción de haber logrado algo después de un arduo trabajo y aprendizaje, como obtener una promoción en nuestro trabajo o simplemente obtener un logro académico. Bueno,  si les ha gustado, imaginen lo que sería experimentar este estado  pero de forma permanente y constante, si fuera posible, ¿estaríamos dispuestos a hacer lo necesario para lograrlo?, pensaría que por lo menos hay que morir en el intento.    

La invitacion es entonces a interpretar la vida y todas y cada una de las situaciones que nos presenta a diario, como la oportunidad perfecta para desarrollar nuestra habilidad de ser felices y desarrollar lo que algunos llamarian EL ARTE DE VIVIR.